<img height="1" width="1" alt="" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?ev=6016380644279&amp;cd[value]=0.00&amp;cd[currency]=USD&amp;noscript=1">
blog_synnex
synnex-wc-1
  • Conózcalos!
  • Descubre todo sobre AWS
  • Conózcalos!
  • Descubre todo sobre AWS

Edge computing: ¿Por qué se considera la arquitectura del futuro?

Publicado en 30-dic-2021 5:00:00

En pocos años hemos pasado de los centros de datos físicos, confinados y costosos a la libertad y escalabilidad que brinda la nube.

Edge computing: ¿Por qué se considera la arquitectura del futuro?

Sin embargo, un boom de dispositivos remotos conectados que crece a ritmo exponencial y grandes nubes públicas o privadas distantes traen consigo costos de latencia y transferencia de datos, la solución edge computing o computación de borde. 

Una arquitectura edge computing distribuye la potencia informática donde se necesita, junto a los miles o millones de dispositivos remotos inteligentes que recopilan o procesan cualquier cantidad de datos en tiempo real.  

De acuerdo con IBM la computación de borde hace posible que las funcionalidades informáticas se ejecuten cerca o directamente en la fuente de los datos, en lugar de depender de grandes nubes distantes para ejecutar hasta la mínima función, una arquitectura conveniente y a tono con los grandes avances en internet de las cosas (IoT) y la conectividad 5G.  

Eso responde en parte por qué edge computing se considera la arquitectura la arquitectura del futuro pero ahondemos en más detalles.  

¿Por qué la arquitectura Edge Computing?  

Se estima para que el año 2025 habrán por lo menos 20 dispositivos IoT y de computación de borde por cada ser humano, y no hablamos solo de Smartphones; nos referimos a sensores inteligentes, timbres, alarmas, cámaras, vehículos y hasta robots industriales, instalaciones domóticas, edificios, grúas o taladros de minería.  

Serían ríos de petabytes de datos por segundo fluyendo a una nube distante contra limitaciones de ancho de banda, los problemas de latencia y las interrupciones impredecibles de la red.  

De acuerdo con Deloitte en términos simples la arquitectura de computación de borde hace innecesario que ese caudal de datos tenga que consolidarse en una nube pública distante; posibilitando que miles o millones de dispositivos remotos sean más accesibles, independientes e interconectados, al tiempo que reduce latencia y aumenta la capacidad de respuesta. 

Para Rob High Jr., CIO de IBM Edge computing, la arquitectura de computación perimetral configura las cargas de trabajo de analítica e IA justo en el lugar donde se generan los datos y se ejecutan la mayor parte de las funcionalidades. El que esta información no se transfiera a una instancia central, sino se ejecute en sitio permite:  

 

• Reducir la latencia  

• Las demandas de la red 

• Mejora la capacidad 

• Aumenta la privacidad de los datos 

• Y mejora la disponibilidad de la infraestructura TI.  

 

Acceda Gratis al informe de Gartner

 

Un poco más de contexto Edge computing ¿Cómo funciona?  

IBM y TechTarget coinciden en que la computación perimetral tiene una importante connotación geográfica. ¿Por qué? 

 

Como ya hemos adelantado en la arquitectura de TI tradicional los datos se mueven a través de redes WAN (como internet) o SD-WAN, en el caso de grandes redes empresariales, a la intranet corporativa donde los datos se almacenan y analizan por alguna aplicación empresarial.  

 

Los resultados de ese cómputo pueden o no ser transmitidos al cliente o usuario. Ese ha sido el enfoque probado como estándar cliente-servidor para las aplicaciones corporativas.   

 

Pero en los últimos años enfrentamos un gran cambio impulsado por la enorme y creciente cantidad y variedad de dispositivos que se conectan a internet más la colosal cantidad de datos que estos endpoints generan. 

 

Semejante flujo de información hace que las redes y la infraestructura en general sean vulnerables ante problemas de ancho de banda y latencia, que deriva en lentitud, congestión e interrupciones súbitas.  

 

Bajo un enfoque simple, edge computing resuelve ese problema, tomando recursos de almacenamiento y cómputo de una instancia central y moviéndolos a un servidor y puerta de enlace de borde, mucho más cerca de la fuente de los datos. 

 

La idea es básica: “Si no es posible mover los datos al data center, mueva el data center a los datos”.   

 

Tal configuración que a nivel de piso puede variar drásticamente, en términos generales se logra mediante 4 niveles: 

 

• Nivel de dispositivos de borde o endpoints (millones o billones) 

• Nivel de servidores y puertas de enlace de borde (cientos de miles) 

• Red perimetral o centro de microdatos (miles) 

• Multi-nube híbrida empresarial (decenas o cientos).  

 

Es una arquitectura eficiente que descongestiona la red corporativa y la multi-nube, dotando a la infraestructura de mayor resistencia, escalabilidad, confiabilidad, latencia reducida y capacidad de ancho de banda. 

 

Edge computing en la práctica  

Para visualizar un poco su funcionamiento y ventajas pensemos en la tecnología de la conducción autónoma.  

 

Un solo vehículo autónomo está dotado de varios cientos de sensores recopilando información como: ubicación, ruta a seguir, velocidad, estado de cada uno de los sistemas del vehículo, estado del tiempo, condiciones de la carretera, condiciones del tráfico, entre otras más variables.  

 

Una unidad de este tipo genera entre 5 y 20 terabytes por día, todo este caudal de datos se debe analizar en tiempo real, de manera instantánea, mientras el vehículo rueda.  

 

Eso demanda una verdadera nube informática a bordo, una caja no del todo física sino virtualizada.  

 

¿Se imagina todo ese caudal de información y la de un tráfico autónomo en las grandes ciudades viajando a una nube central o centro de datos local? ¡Sería un colapso total!  

 

Edge computing se convierte en una configuración ágil, rápida y receptiva que permite que la data se analice e intercambie entre los sensores y la unidad central del vehículo en tiempo real; donde sólo a discreción un informe de los datos o un resultado se envía a las autoridades y empresas de flotas de vehículos en función a las necesidades específicas.  

 

Configuraciones similares se están desplegando hoy en la industria minorista, el ecommerce, las empresas logísticas, la aviación, las telecomunicaciones, servicios de salud, la banca y la industria manufacturera, por nombrar algunos sectores.  

 

Para finalizar  

Edge computing aún está dando sus primeros pasos, alentada y en un ciclo armónico con plataformas disruptivas como IoT, la conectividad 5G y los entornos de trabajo híbrido; se estima que su máximo potencial llegue a todos los rincones del globo para el año 2028. 

 

Se asegura que esa orquestación propiciará tecnologías de mayor abstracción, permitirá capacidades de virtualización y automatización aún no exploradas e incluso cambiará la forma en la que se usa el internet. 

 

Serán las asociaciones con grandes proveedores de primera línea la que permitirá capitalizar y tomar parte activa en esta transformación digital.  



Categorias: Edge Computing