<img height="1" width="1" alt="" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?ev=6016380644279&amp;cd[value]=0.00&amp;cd[currency]=USD&amp;noscript=1">
blog_synnex
synnex-wc-1
  • Acess Sase Migration plan!
  • Acceder al plan de migración para Sase!
  • Descargue nuestro libro
  • Acess Sase Migration Plan!
  • Acceder al plan de migración para Sase!
  • Descargue nuestro libro

¿Cuáles son los desafíos de escalabilidad en la infraestructura de TI?

Publicado en 22-sep-2021 5:00:00

Escalabilidad en TI es la capacidad de los sistemas e infraestructuras de tecnología de la información de mantener su rendimiento ante un aumento significativo de las cargas de trabajo.  

¿Cuáles son los desafíos de escalabilidad en la infraestructura de TI?

 

Nuevos modelos de negocio, entornos de trabajo emergentes y tendencias tecnológicas disruptivas están presionando a las organizaciones para que innoven y respondan rápidamente.  

 

Escalan su estrategia de negocios, pero el soporte en infraestructura de la información debe escalar con ellos.  

 

Cuando las reventas de TI y sus socios de canal se alinean con una infraestructura de TI escalable, sus clientes pueden lograr ganancias en competitividad y productividad, evitando fuertes inversiones, procesos complejos y burocracias.  

 

Para IBM un entorno escalable se traduce en una infraestructura capaz de satisfacer rápidamente las crecientes y fluctuantes demandas de recursos sin dejar de ser eficiente, rentable y seguro. 

 

Elevar una infraestructura de TI bajo tales principios no es tan fácil como contratar con un proveedor y dar unos cuantos clics. Hay desafíos, previsiones que los equipos de TI de su organización y sus socios de canal deben tener en cuenta, ahondemos en los detalles.   

 

Acceda al Gartner Report y compruébelo!

 

Desafíos de Escalabilidad en la infraestructura de TI 

 

Por lo general, cualquier empresa abraza con entusiasmo cuando necesita escalar su estructura de TI, alguna plataforma o tecnología en particular ya que el motivo subyacente es el crecimiento.  

 

Expansión geográfica, una nueva sucursal, crecimiento en el volumen de clientes, un producto de elevada perspectiva o alguna combinación de ello. 

Y lo que debe evitar en todo momento es una infraestructura de TI rígida e incompatible ante un eventual “boom” del mercado.   

 

Afortunadamente, una característica innata de los recursos en tecnología de la información es que se conciben como modelos escalables. Pero para lograr la escalabilidad en TI, algunas empresas aún enfrentan desafíos que superar. Veamos algunos de ellos.  

 

¿Virtualización o infraestructura física?  

Crecientes demandas en cargas de trabajo añaden complejidad a las aplicaciones y bases de datos, al mismo tiempo ocupan recursos sustanciales de hardware, espacio físico y personal y pueden traer consigo costes elevados e ineficiencias. 

 

Tradicionalmente el equipo de TI resuelve estos inconvenientes escalando elementos de la red, servidores y centros de datos en físico con el consecuente impacto en el presupuesto corporativo.  

 

Una solución alternativa y factible, la virtualización: Hipervisores, virtual machines y monitores de máquina virtual (VMM) permiten que los elementos físicos de la estructura de TI existente expandan sus capacidades en aumento de la eficiencia de los recursos locales.  

 

Según Gartner el mercado de la virtualización avanza hacia las soluciones de alojamiento en la nube y arquitectura Edge, evolucionando para admitir los requisitos de las más amplias infraestructuras TI.   

 

Evalúe sus requerimientos de escalabilidad y la pertinencia de soluciones Cloud tan simples como SaaS antes de inclinar la balanza a cuantiosas inversiones de recursos físicos.  

 

¿Escalabilidad vertical u horizontal?  

A la hora de escalar sus recursos en TI debe analizar el alcance de sus requerimientos y el posible impacto.  

 

La manera más simple de escalar es de forma vertical (Scale Up), añadiendo elementos específicos a la infraestructura a medida que aumenta constantemente el uso de aplicaciones, almacenamiento y ancho de banda.   

Por su parte, escalar de manera horizontal implica un dimensionamiento mayor de toda la infraestructura agregando complejidad vía funcionalidad modular. 

 

Según IBM a medida que las cargas de trabajo alcanzan cierto umbral puede ser más simple y rentable escalar de forma ascendente que horizontalmente. 

 

El primer enfoque agrega capacidades en un elemento específico y puede combinarse de forma simple con capacidades virtuales de ampliación, respondiendo de manera ágil a las demandas del negocio.  

 

Evidentemente, en la medida en que el negocio se expande aún más, la infraestructura deberá escalar horizontalmente pero no sin antes proporcionar una mejora en la capacidad vía scale-up.   

 

Seguridad de los datos y encriptación  

A medida que la empresa crece y con ello su infraestructura de TI, la seguridad de los datos debe escalar con ellas.  

 

Ciberataques destruyen la reputación del negocio, solo un 18% clientes considerarían mantenerse en su canal de reventa ante una violación a la seguridad.  

 

Una vía para mantener a raya las incursiones dañinas es la encriptación de datos, esta provee hasta 8.5 veces más protección a un costo y esfuerzo comparativamente bajos, según datos de IBM.  

 

No obstante, un escenario de escalabilidad y encriptación a discreción de un presupuesto en extremo limitado, pueden sobrecargar las aplicaciones añadiendo complejidad, riesgos y sobreesfuerzos en la gestión de TI. 

 

En el mercado existen soluciones basadas en tecnologías de coprocesador criptográfico que reducen complejidad y liberan recursos.  

 

El presupuesto 

A medida que los equipos de TI asumen el reto de la escalabilidad, no siempre obtienen más presupuesto para respaldarlo.  

 

Además, existe una presión generalizada para reducir costes y exigencias para que TI demuestre su valía, gobernanza y efecto positivo en los resultados corporativos.  

 

Su equipo de TI tiene que ser más eficiente con el gasto a medida que aumenta el rendimiento y la confiabilidad. Analizar qué puede generar mejor eficiencia al menor costo posible es clave.  

 

Por lo tanto, un desafío más de la escalabilidad de la infraestructura TI es la inversión, que debe realizarse de acuerdo con la importancia del proceso y los resultados. 

 

Escalabilidad ¿Cómo los revendedores y socios de canal de TI pueden ayudar? 

Escalabilidad y agilidad en la estructura de TI es más que factible bajo un modelo HaaS en el que las reventas de TI y los proveedores de soluciones integrales tienen el protagonismo.  

 

HaaS o Hardware as a Service se basa en un modelo de subcontratación de la infraestructura de TI en el que las capacidades se contratan bajo demanda.  

 

Bajo un modelo HaaS todos los equipos, máquinas, servidores y demás recursos TI se pueden contratar de acuerdo a las necesidades fluctuantes de la empresa, lo que lo convierte en un servicio que satisface las demandas de una organización de forma personalizada. 

 

Fabricantes, desarrolladores, proveedores de soluciones Cloud, revendedores y socios de canal conforman un ecosistema experto que descentraliza y descongestiona las tareas de su equipo de TI, facilitando la escalabilidad al no ser necesaria la inversión significativa en personal, máquinas, servidores y otros recursos. 

 

Enfoques híbridos hacen posible la integración de recursos locales con infraestructura subcontratada, pagando solo por las capacidades en uso y acorde con fluctuaciones de mercado.  

 

La reventa de TI emerge como una estrategia de escalabilidad ágil donde la empresa contrata solo lo que requiere, dejando de lado cuantiosas inversiones en estructura física, gestión y personal dedicados. 

 

¿Desea migrar a una infraestructura de TI ágil, fácilmente escalable y rentable de la mano de un socio estratégico?    



Categorias: Demanda, Gestión de TI