<img height="1" width="1" alt="" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?ev=6016380644279&amp;cd[value]=0.00&amp;cd[currency]=USD&amp;noscript=1">
blog_synnex
synnex-wc-1
  • Acess Sase Migration plan!
  • Acceder al plan de migración para Sase!
  • Descargue nuestro libro
  • Acess Sase Migration Plan!
  • Acceder al plan de migración para Sase!
  • Descargue nuestro libro

Capex y Opex: ¿Cuál es la mejor estrategia para la TI?

Publicado en 30-abr-2021 5:00:00

Averigüe qué significa cada uno, las diferencias, los beneficios y cuál es la mejor opción para las inversiones en TI.  

 

Capex y Opex: ¿Cuál es la mejor estrategia para la TI?  

 

En medio de una inestabilidad financiera y económica, reorganizar la estructura de capital de la corporación es indispensable para una gobernanza corporativa.

 

Es esencial que las empresas creen un plan teniendo en cuenta los aspectos primordiales relacionados con el desarrollo, como conocer los sectores que exigen más inversiones y el momento adecuado de hacerlas. 

 

Incluso en este momento de incertidumbre, el principal objetivo de las empresas es seguir haciendo inversiones en TI. Sin embargo, la contabilización de esas inversiones es un asunto que aún puede ser complicado para algunos profesionales del área y esto sucede debido a la falta de comprensión entre los gastos en capital (CAPEX) y los gastos operativos (OPEX). 

 

Capex significa Capital Expenditure, el cual está directamente relacionado a la cantidad de recursos que se aplican a la inversión en la modernización o expansión de la empresa. 

 

Por otro lado, Opex es la sigla de Operational Expenditure y hace referencia al valor total de recursos necesarios para el funcionamiento de la corporación. 

 

¿Qué es Capex y Opex? 

 

Capex 

Son inversiones relacionadas con la compra y adquisición de bienes. En el caso de activos de TI, esto puede suceder con la compra de equipos o de licencias de software, por ejemplo. 

 

Debido a su funcionamiento, en este modelo de adquisición, la empresa debe hacer una inversión inicial para adquirir la solución deseada y tener su posesión definitiva. Es dueña y propietaria de ese activo y también es responsable de su actualización, mantenimiento, protección y monitoreo.

 

Al final de su ciclo de vida, cuando está obsoleto, desactualizado o ya no satisface las necesidades actuales de la empresa, la propia organización debe decidir qué se hará con ese bien. 

 

Estos son algunos ejemplos de Capex en el sector de TI: 

  • Computadores y dispositivos.
    • Hardware.
    • Servidores.
    • Inmuebles. 
    • Equipos. 

 

Opex 

Mientras que el CAPEX representa la compra de un activo, el OPEX sería la contratación de ese activo como un servicio. 

Dentro del universo de activos de TI por OPEX, existen básicamente tres opciones disponibles en el mercado: 

  • Arrendamiento sin servicio.
  • Arrendamiento operativo.
  • Outsourcing de TI.

Además, con algunas diferencias relevantes, otras soluciones también se pueden considerar activos como servicio, como es el caso de las soluciones en la nube. 

 

 

En el arrendamiento sin servicio o en el arrendamiento operativo, la empresa alquila los activos de TI y ella misma se hace responsable del mantenimiento y gestión de esos equipos a lo largo del contrato o subcontrata a una empresa para que realice esa función. 

 

En el caso del outsourcing de TI, la empresa contrata no solamente los activos "as a service", sino también contrata una capa de servicios incrustada para el mantenimiento, gestión, logística, disponibilidad del parque, entre otros puntos. 

 

Estos son algunos ejemplos de Opex en el sector de TI: 

  • Mantenimiento de equipos.
    • Salarios. 
    • Tarifas de las licencias. 
    • Tarifas administrativas. 
    • Servicios de nube. 

 

Capex y Opex: ¿cuál es la mejor opción? 

Para escoger adecuadamente, es necesario tener en cuenta el resultado económico de la empresa y sus consecuencias, como por ejemplo, flujo de caja, costos operativos, financiero y de oportunidad, además de los vínculos contractuales, la economía fiscal y el ciclo de vida de los proyectos. 

 

También se necesita analizar la estructura de capitales y comprender los aspectos relacionados con la inmovilización de capital, el riesgo de negocios, la situación tributaria y la relación con los proveedores y los recursos. 

 

Por esta razón, escoger entre Capex y Opex siempre requerirá un análisis interno para identificar los recursos invertidos en tecnología y entender los gastos que tanto el capital como la operación tienen en la empresa. 

 

Como ejemplo de ello, tenemos los negocios limitados por mercados,

acreedores privados, en relación con los gastos en capital. En esas situaciones, la mejor opción es que las inversiones se dirijan a las actividades que generan ingresos, es decir, iniciativas que reduzcan el Capex y potencien el Opex.

 

Beneficios e impactos  

Para entender los beneficios e impactos que resultan de escoger entre uno u otro, es esencial comprender completa y profundamente la gestión de la empresa ligada a las políticas de rentabilidad de capital escogidas.

 

Al analizar este contexto y definir objetivos más adecuados para cada etapa del negocio, permite que la gobernanza corporativa, la cual es su responsabilidad principal, ayude al desarrollo y desempeño sostenible de las corporaciones. 

 

Descubra, a continuación los beneficios e impactos del Capex y del Opex: 

  • Al iniciar un proyecto con base en Capex, es seguro que, al inicio, habrá una salida importante de caja; por otro lado, en el Opex el desembolso, normalmente, es mensual. Lo que puede hacer que una modalidad sea más atractiva que otra es el costo de oportunidad del capital invertido involucrado en cada una de ellas. 
  •  
  • En términos tributarios, el Opex es más atractivo que el Capex. Esto se debe a que la deducción de impuestos es significativamente más alta en el primero, en comparación con la depreciación y el costo de oportunidad del segundo, respectivamente. 
  •  
  • En lo que respecta al patrimonio de la empresa, los gastos involucrados en la adquisición de bienes en el Capex quedan inmovilizados, mientras que en el Opex se caracterizan como resultados a lo largo de un proyecto. 

 

Si observamos el mercado de TI en la actualidad, vemos que optar por el arrendamiento de servicios (Opex) que por la compra de productos (Capex) tiene muchas más ventajas y agrega mucho más valor al negocio. 



Categorias: Tecnologías de la Información