<img height="1" width="1" alt="" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?ev=6016380644279&amp;cd[value]=0.00&amp;cd[currency]=USD&amp;noscript=1">
blog_synnex
synnex-wc-1
  • Conózcalos!
  • Descubre todo sobre AWS
  • Conózcalos!
  • Descubre todo sobre AWS

5G: ¿Cuál es el escenario de su adopción en Latinoamérica y será que las empresas están preparadas?

Publicado en 30-may-2022 5:00:00

La quinta generación de red se está consolidando en muchos países, sin embargo, todavía hay un largo camino por recorrer para implementarla totalmente en Latinoamérica. 

30-05-GettyImages-1323168864

La necesidad de contar con una conexión ágil y estable es cada vez más fundamental para satisfacer las nuevas demandas de la sociedad hiperconectada actual. Hay un volumen en crecimiento de dispositivos que se conectan a redes inalámbricas, las cuales deben ser robustas e innovadoras. 

 

Para suplir esta necesidad, la industria de la tecnología ha invertido bastante en una nueva potencia: el 5G. Varios operadores ya lo han lanzado y muchos otros están preparándose para concretizar el uso de esta red.  

 

La quinta generación de red presenta la próxima generación de conexión inalámbrica y promete acelerar la navegación de los usuarios de una forma nunca antes vista. Por medio de esta, se podrá entregar mucho más tráfico de lo que las redes anteriores logran entregar.  

 

Aunque aún sea una novedad, muchos países han avanzado bastante en su adopción. De acuerdo con Ookla, consultoría que recolecta datos sobre conexiones de Internet alrededor del mundo, China y Estados Unidos son los países que más están invirtiendo en esta tecnología. 

 

Además, según esta investigación, otros países se encuentran en sus etapas iniciales, como Alemania, Australia, Canadá, Colombia, Corea del Sur, España, Filipinas, Italia, entre otros. 

 

Por otro lado, se esperan 15 millones de conexiones 5G en Latinoamérica este año y el número debe aumentar a 62 millones de usuarios para el 2025, de acuerdo con el informe de GSMA Intelligence. 

 

A pesar de las expectativas para los próximos años en relación con el 5G en Latinoamérica, el 4G aún debe dominar los dispositivos de la población en este período, representando el 67% de las conexiones. 

 

Hay un camino largo que recorrer y desafíos que se deben enfrentar. Entienda mejor cómo las empresas se pueden preparar para adoptar esta tecnología superando sus obstáculos. ¡Descúbralo a continuación! 

 

¿Latinoamérica está preparada para el 5G? 

La espera del 5G en Latinoamérica es grande, debido a los tantos beneficios que esta tendencia promete para los negocios. Sin embargo, cada país tiene contratiempos y desafíos que deben enfrentar.  

 

Para que esa velocidad de navegación llegue a esta región, deben tenerse en cuenta una serie de factores, como por ejemplo la liberación de espectro; la elaboración, por parte del gobierno, de una regulación clara y eficiente para controlar las licencias de las operadoras; la seguridad digital; los incentivos para la innovación; y la educación para mejorar el capital humano, entre otras.   

 

Además, este tipo de infraestructura de red exige la instalación de antenas que tengan una distancia de por lo menos 300 metros una de la otra y personal capacitado para operarlas, lo cual todavía representa una gran barrera para muchos países. 

 

Aunque varios operadores de telefonía ya estén realizando pruebas de desarrollo de estos servicios, aún hay grandes dificultades por parte de los operadores, debido a la falta de licitaciones de fibra óptica y espectro en redes, los cuales son fundamentales para llevar la conexión a la población. 

 

El presidente de Qualcomm para Latinoamérica explica que, para poder proporcionar el 5G, es necesario liberar y ofrecer más espectro en los rangos entre los tres Ghz y los seis Ghz (sub 6 Ghz), así como en las redes de baja latencia (mm-waves). 

Descargar E-book Gratis

 

¿Cuáles desafíos deben enfrentar las empresas para prepararse para el 5G? 

 

Aumento del volumen de datos

La cantidad de información generada, almacenada y procesada ha crecido exponencialmente en los últimos años, principalmente tras la popularización de los dispositivos móviles.  

 

La gran mayoría de estas cargas pasan por los centros de datos de las corporaciones. Con el 5G, ese nivel de datos aumentará, puesto que entregará un ancho de banda hasta mil veces más grande con una latencia 5 veces menor.  

 

El primer gran desafío de las empresas es el de lograr llevar el ritmo de ese movimiento. Para esto, es necesario que modernicen sus centros de datos. 

 

Centros de datos más pequeños y cercanos a los usuarios

Para soportar las nuevas tecnologías y aplicaciones avanzadas que llegan con el 5G, será necesario construir centros de datos que estén más cercanos a los usuarios y a las torres de telecomunicaciones que transmiten la señal, puesto que, con más centros de datos distribuidos, menor será el tiempo de viaje de los datos. 

 

Por lo tanto, la expectativa es que, en vez de enormes centros de datos, las empresas construyan micro centros de datos capaces de soportar mejor la tecnología 5G. Además, las empresas deberán contar con nuevas soluciones para destinar la energía eléctrica de forma inteligente, reduciendo la necesidad de permanecer cerca de generadores de energía.

 

Uso de cableado con fibra óptica 

Debido al crecimiento de los volúmenes de datos con la llegada del 5G, la fibra óptica se volverá fundamental para el cableado de los centros de datos. 

 

Muchos de los centros de datos corporativos aún utilizan el tradicional cableado de cobre, el cual se deberá reemplazar para que la organización logre enfrentar las nuevas demandas de datos. 

 

Los beneficios de la fibra óptica son muy superiores a los del cobre. Además de soportar grandes volúmenes de datos, es capaz de durar hasta 10 veces más y consumir 5 veces menos energía para la transmisión de datos, haciéndola más económico a largo plazo. 

 

Virtualización de funciones de red

En la era del 5G, las mejoras en el centro de datos corporativo no solamente serán estructurales, sino también a nivel de los software. Las empresas deberán invertir en soluciones de virtualización de las funciones de red (NFV). 


La NFV realiza la virtualización de la arquitectura de red. Con esta, las empresas pueden crear máquinas virtuales (VM) para lograr más flexibilidad y reducción de costos. 

 

Estas VM son capaces de ejecutar todos los procesos que antes realizaban los switches, racks de almacenamiento y servidores de alta disponibilidad. Esto elimina la necesidad de comprar hardware especializados, lo cual permite que la infraestructura de red pueda adaptarse de acuerdo con las necesidades del negocio.

 

Automatización de las operaciones de red

La automatización de las operaciones de red es fundamental para que las empresas puedan aprovechar los beneficios de la tecnología 5G. Sin embargo, esto no es una tarea fácil. Es necesario definir la nueva estrategia de red, cuáles servicios y modelos de negocios se utilizarán y cuáles habilidades se necesitarán. 


Es importante considerar el hecho de que, con la automatización, muchas funciones y cargos quedarán obsoletos, además de haber una necesidad significativa de adquirir recursos con nuevas cualificaciones. Por esto, es fundamental realizar capacitaciones con los funcionarios para que se adapten a la nueva tecnología y, si es necesario, invertir en nuevas contrataciones para la empresa.  

 

La nueva generación de conexión inalámbrica está cerca y los beneficios que promete podrán hacer una gran diferencia para los negocios de la empresa. Sin embargo, antes de poder adoptarla, sus clientes deberán superar estos cinco desafíos. Solo así estarán preparados para seguir la velocidad del 5G. 



Categorias: Transformación Digital