<img height="1" width="1" alt="" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?ev=6016380644279&amp;cd[value]=0.00&amp;cd[currency]=USD&amp;noscript=1">
blog_synnex
synnex-wc-1
  • Conózcalos!
  • Descubre todo sobre AWS
  • Conózcalos!
  • Descubre todo sobre AWS

4 lecciones que los impactos de la pandemia trajeron para la TI

Publicado en 28-jun-2022 5:00:00

La mayoría de las empresas no estaban preparadas para enfrentar los impactos de la pandemia. Por esto, es fundamental que las empresas aprendan algunas lecciones para que garanticen la continuidad de sus negocios.  

4 lecciones que los impactos de la pandemia trajeron para la TI

 

Es un hecho que la pandemia del coronavirus trajo impactos significativos para prácticamente todos los sectores. Por casi dos años, presenciamos miles de profesionales adoptando el trabajo remoto como alternativa para asegurar la supervivencia de los negocios.  

 

Evidentemente, no todas las organizaciones tenían el soporte técnico y la capacitación gerencial necesarios para soportar ese cambio sin comprometer su estabilidad. La pandemia puso en evidencia la carencia tecnológica de diversas empresas en todo el mundo y, con seguridad, cambió la forma como los departamentos de TI ofrecen sus servicios.   

 

Con el reciente retorno a las oficinas, podemos decir que la pandemia dejó algunas lecciones importantes para el departamento de TI. Lea el siguiente contenido y descubra algunas de ellas: 

 

4 lecciones importantes que los impactos de la pandemia trajeron para la TI

Conozca a continuación 4 lecciones de TI que las empresas deben aprender con la crisis del coronavirus. 

 

1) La aceleración de los procesos digitales debe ser una prioridad 

La primera de las 4 lecciones de TI que las empresas deben aprender con la crisis del coronavirus es la aceleración de la transformación digital. 

 

Aunque muchas áreas ya hayan comenzado este proceso hace algunos años, la pandemia expuso la necesidad de acelerarlo. Principalmente, cuando se trata de actividades diarias con el soporte para el trabajo remoto y clases virtuales, la oferta del mercado es poco satisfactoria. 

 

En otras palabras, es indispensable que las organizaciones se adapten a esta nueva realidad digital cuando antes, para no comprometer la continuidad y seguridad de sus operaciones y, por consiguiente, su optimización.  

 

2) Es necesario tener un plan para situaciones inesperadas 

La segunda lección es haber entendido que pueden y van a suceder cambios eventuales, por cuestiones de preferencia o necesidad. Por esto, tener un plan para situaciones de inestabilidad es fundamental. 

 

Teniendo en cuenta el escenario caótico de la pandemia del coronavirus, es evidente que las empresas que no migraron a nuevos modos de operación digital se vieron mucho más impactadas por la crisis. 

 

Sea cual sea el motivo que impidió ese avance, la falta de preparación fue brutal para diversos negocios, bien sea en el ámbito de seguridad de datos, accesibilidad remota, integración de sistemas, dominio del Internet, entre otros. 

Descargue nuestro libro

3) La seguridad digital debe estar en todo lugar 

Teniendo en cuenta el trabajo remoto, ciertas cuestiones como la seguridad de datos y la confiabilidad de accesos ahora son preocupaciones reales del equipo de TI.  

 

El uso de máquinas poco eficientes, redes desconocidas, sistemas adaptados, escasez de recursos y acciones poco preparadas pueden ser puertas de apertura para ciberataques. 

 

Por esto, es indispensable que se implementen soluciones inteligentes de seguridad en todas las extensiones del negocio, incluso si están a diversos kilómetros de distancia. 

 

4) Las amenazas digitales son problemas reales 

Las empresas deben aprender, ahora mismo, que las amenazas digitales configuran problemas serios para la seguridad de cualquier organización. 

 

Durante el período de distanciamiento, miles de personas fueron víctimas de delitos virtuales, tales como phishing, instalación de virus y malware, descarga de archivos maliciosos y ransomware, entre otros. Con ello, se pone en evidencia la vulnerabilidad de la seguridad de datos, de los software empleados y de los dispositivos de IoT de la organización.

 

Por esto, es esencial que el sector de TI esté preparado y apto para proteger y combatir problemas como estos. 

 

Evidentemente, la crisis del coronavirus trajo consecuencias severas y, probablemente, aún habrá secuelas significativas para el escenario corporativo. Sin embargo, el sector de TI tiene un abanico de oportunidades para optimizar la oferta de sus servicios y productos. 



Categorias: Gestión de TI